Cómo donar médula ósea para salvar vidas

 

Una de las maneras más sencillas y efectivas de salvar vidas es sabiendo cómo se dona médula ósea. Convertirte es un héroe anónimo es ahora más fácil que nunca gracias a la posibilidad de donar médula, un sencillo gesto que puede tener consecuencias mayúsculas.




Donantes para Cáncer y Médula

Piensa que las personas que van a recibir tu médula serán aquellas cuyas existencias se vean seriamente amenazadas por dolorosas enfermedades del estilo del cáncer o de la leucemia. En muchas ocasiones, el que puedan seguir viviendo depende de una donación de médula ósea. Sé generoso.

 

Cómo se dona médula

La médula se encuentra dentro de los huesos más largos, como los de la cadera o las costillas, y se trata de un tejido esponjoso. La totalidad de las células de la sangre derivan de una célula madre que está ubicada en la médula ósea. Es importante que todos nos concienciemos de lo fundamental de nuestra aportación porque:

  • En personas diagnosticadas de leucemia, anemia de células falciformes o linfomas, las células madre no son productivas o directamente han muerto
  • En muchas ocasiones el trasplante es la única solución para poder erradicar sus enfermedades
  • Para extraer médula se utilizará una jeringuilla con la que te extraerán una reducida cantidad de sangre medular
  • Esta sangre se extraerá de la parte posterior del hueso de tu cadera
  • Para realizar esta extracción se utilizará anestesia general o epidural
  • Esta pequeña intervención se suele realizar en el hospital especializado que se encuentre más cerca del domicilio del donante
  • Obtener células madre de sangre periférica precisa la administración de 4 o 5 inyecciones subcutáneas
  • Estas inyecciones llevan unas sustancias que se conocen como factores de crecimiento hematopoyético
  • Tal sustancia tiene la capacidad de que las células madre de la médula ósea puedan pasar a la sangre
  • Para dicha donación no es necesario administrar anestesia y se lleva a cabo en el hospital especializado más cercano al lugar en el que viva el donante

Cómo se dona médula

Si te interesa cómo se dona médula pero aún albergas algunas dudas, sigue con nosotros pues estaremos encantados de disiparlas. Piensa que mañana puedes ser tú o uno de los tuyos quien necesite recibir médula ósea.

 

¿Quién puede donar médula?

No todas las personas pueden donar médula. Para poder hacerlo es necesario que goces de buena salud y que tu edad se encuentre comprendida entre los 18 y los 55 años de edad.




Otro requisito que debes cumplir es facilitar unos datos básicos como tu edad, dirección, número de teléfono y un resumen de tu historial clínica para que se incluyan en el Registro de Donantes de Médula Ósea (REDMO) junto a los de compatibilidad.

También te extraerán una muestra de sangre con el objetivo de hacer un estudio de sus características de histocompatibilidad. De ella permanecerá una pequeña cantidad en un laboratorio para hacer más exhaustivo ese estudio en el caso de que aparezca un paciente compatible.

Si te estás preguntando si donar médula conlleva algún tipo de riesgo, estamos en condiciones de decirte que únicamente el de la anestesia. Como único inconveniente, suele advertirse  que es posible que quede un leve dolor residual en la zona en la que se haya efectuado la punción, cuya duración se reduce a unos pocos días.

En lo referente a la donación de progenitores de sangre periférica tan solo es digna de mención una ligera sensación de dolor generalizado en músculos y huesos, similar a la que sentimos cuando contraemos gripe. Los causantes de esta molestia, que por otra parte no  aparece siempre, son los factores de crecimiento hematopoyético. Lo normal es que dure muy pocos días y el riesgo que se deriva de este tipo de donación es casi nulo.

Qué personas pueden ser donantes de médula

En el supuesto de que por cualquier circunstancia decidas darte de baja de REDMO, porque ya no puedas o no desees donar medula, eres libre de hacerlo en cualquier momento. Ahora bien, se apela a la responsabilidad de la persona que decide ser donante de progenitores hematopoyéticos,  confiando en que los que asumen este compromiso estén dispuestos a mantenerlo como norma general, dado que el bien que está en juego es la vida de una persona.

Las donaciones no están retribuidas económicamente pero la satisfacción personal de haber contribuido a alargar la vida de un semejante es el mejor de los premios que pueda recibirse.

Ahora bien, aquellas personas diagnosticadas de enfermedades como la hipertensión arterial que no esté controlada, la diabetes mellitus, infecciones por virus de la hepatitis B o C, factores de riesgo de SIDA, enfermos de tumores malignos o de diversas patologías que incremente el riesgo de complicaciones durante el proceso de la donación o quienes hayan sido dados de baja de manera definitiva como donantes de sangre, entre otras patologías, no deben ser donantes de médula.

Esperamos te hayas convencido de que cómo se dona médula no va a interferir para nada en tu estado de salud y, sin embargo, puede ser crucial para la vida de otros.

 

VIDEO:

 

 




Leave a Reply

¿Aceptas cookies? más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar