Cómo saber si estás de embarazo

 

¿Quizás estés embarazada? Piensa que es posible aunque aún no hayas sentido ningún síntoma y te encuentres “como siempre”, pues estos  muchas veces no se manifiestan hasta que tengas el primer retraso en tu menstruación o incluso hasta una o varias semanas después.




De hecho, las cifras cantan y a las 6 semanas de embarazo, el 75% de las mujeres ya tienen síntomas, mientras que si subimos hasta las 8 semanas, son ya el 90% las que han “notado algo”.

Síntomas del embarazo

 

¿Cómo saber si estás embarazada?

Lógicamente, dado el calibre de la noticia de que un bebé viene en camino, para ti como mujer es de vital importancia saber responder a cómo saber si estás embarazada.  Y es que tienes que tomar consciencia de que, si la respuesta es SI tu vida empieza a cambiar desde ese mismo instante.

  • El primer síntoma suele ser el retraso menstrual, por lo que siempre debes anotar la última fecha en la que te vino el período
  • Las náuseas pueden llegar en cualquier momento a partir de la segunda semana de embarazo
  • Detestarás algunos alimentos. Incluso los que antes eran de tu gusto, puede ocurrir que ahora no quieras ni verlos
  • Determinados olores te darán ganas de vomitar. El aroma del café es uno de los más “odiados”
  • La hinchazón abdominal no tardará en aparecer por lo que sentirás que la ropa te empieza a apretar
  • La hinchazón en los senos también es habitual, acompañada de una extrema sensibilidad en los mismos
  • El cansancio no se irá y tendrás ganas de dormir a todas horas debido al rápido aumento de progesterona en tu cuerpo
  • Cada vez tendrás más necesidad de orinar y con mayor frecuencia, pues circulará más sangre hacia tus riñones y tu vejiga se llenará rápidamente
  • Las manchas de sangre tampoco son extrañas y suelen darse en 1 de cada 4 mujeres durante el primer trimestre del embarazo
  • Vas a estar muy susceptible, y pasarás de la risa al llanto con facilidad.

¿Como saber si estás embarazada?

También es probable que te hayas quedado en estado si tu costumbre es tomarte la temperatura al despertar y, durante al menos dos semanas consecutivas, ves que permanece más alta de lo normal.

Visto lo visto, hay ocasiones en las que los síntomas se manifiestan con claridad y es relativamente sencillo cómo saber si estás embarazada, pero en otras no lo es tanto.

¿Y si la prueba de embarazo dice que no?

Por mucho que insistan los fabricantes, tienes que saber que las pruebas de embarazo caseras no suelen detectar si estás esperando un hijo hasta pasada una semana del retraso de tu menstruación, por lo que un “NO” inicial puede convertirse en un “SI” rotundo más tarde.

Por este motivo, si te haces la prueba antes de esa fecha y su resultado es negativo, prueba a repetir unos días después pues la SORPRESA PUEDE SER MAYÚSCULA.

¡Ah! Y algo fundamental, el desarrollo de tu bebé comienza antes de que tú sepas que va a venir al mundo, así que desde el mismo momento en que lo sospeches, empieza a cuidarte.

 

¡Mi bebé está en camino! ¿Qué hago ahora?

Embarazada de gemelos

Estás loca de contenta y ya todos te han felicitado. Lejos quedan las que eran tus primeras preocupaciones desde si tardarías en conseguirlo, cuáles eran los mejores días para concebir o cómo saber si estás embarazada.

Ahora tu enfoque es otro y tu cuerpo ha de  estar en las mejores condiciones para albergar una nueva vida en su interior. Tienes que tomar ácido fólico y asegurarte de ingerir las suficientes vitaminas prenatales.

Una alimentación saludable y dormir tantas horas como puedas harán el resto. En cuanto a la primera debes evitar ciertos alimentos y bebidas, como las que llevan cafeína. Tampoco es aconsejable estar en contacto con el humo del tabaco y no digamos ya de las drogas, cuyo consumo podría tener gravísimas consecuencias para la salud de tu hijo.

Otros consejos que has de seguir son:

  • Elegir a tu ginecólogo o comadrona.

    Concierta tu primera consulta prenatal aunque estés embarazada de muy pocas semanas. A partir de ahí establece un calendario de visitas regulares que ayuden a crear un clima de confianza, en el que te sientas segura para preguntarle cualquier duda o expresarle tus temores.

  • Prepararte para los cambios que se van a producir en tu cuerpo

    . El primero será, como es lógico, que tu vientre crezca, pero tampoco debes descuidar tu cabello ni asustarte si aparecen manchas o acné en la piel de tu rostro.

Más tarde tus tobillos y pies se hincharán y podrán salirte varices y estrías. Combate la aparición de estas últimas con una buena crema antiestrías que dote a  la piel de tu vientre y senos  de elasticidad.

  • Seguir día a día el desarrollo de tu bebé.

    Te asombrará ver a la velocidad que tu bebé va creciendo y experimentando cambios. En los momentos bajos, echar un vistazo a tus ecografías y a publicaciones que vayan explicándote su transformación, te harán llegar a la conclusión de que por mal que lo pases, cuando veas su carita, todo habrá valido la pena.

VIDEO:

 

 




Leave a Reply

¿Aceptas cookies? más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar