¿Me han echado un mal de ojo?

 

¿No te sale una a derechas? ¿Estás pendiente de no cruzarte con un gato negro porque tienes la certeza de  que  las cosas no pueden ir a peor? ¿Crees que hay alguien que te envidia o que te odia lo suficiente para echarte el temido mal ojo?




¿Como saber si tienes mal de ojo?

Tengas o no respuestas para estas preguntas, lo cierto es que no te encuentras nada bien, te flanquean las fuerzas físicas, a nivel mental no das ni una y necesitas saber la causa de que “no puedas con tu cuerpo”.

Cómo saber si tienes mal de ojo

Aunque te cueste creerlo existe un amplio elenco de técnicas que puedes escoger para cómo saber si tienes mal de ojo. De entre todas ellas, elige la que más te guste y, si pese a ello no terminas de estar convencido, pasa a la siguiente.

Serás víctimas de un mal de ojo si:

  • Cortas un limón y haces 4 trozos,  le echas  azúcar a cada uno de ellos y los metes  debajo de tu cama 3 días. Al sacarlos, ¡se han vuelto oscuros!
  • Mojas tu dedo corazón de la mano derecha en aceite de oliva y lo sumerges en un cuenco con agua. Entonces, ¡las gotas se muestran dispersas!
  • Pones un plato con sal debajo de tu cama y al amanecer, ¡aparece enrojecida o húmeda!
  • Llenas un tarro con agua y le colocas una foto, lo guardas en un lugar oscuro 10 días. Al sacarla, ¡tu rostro se ha vuelto borroso!
  • Colocas un poco de sal gorda junto con vinagre debajo de tu cama durante 3 días. Al sacarlo, ¡la sal ha trepado por el plato!
  • Echas una taza de vinagre en una palangana con agua y ¡reacciona mostrando un color blanquecino!
  • Pones un vaso de agua en tu mesilla de noche durante toda la noche y por la mañana ¡aparecen burbujas!

Me han echado mal de ojo

¿A qué estás esperando para ponerte manos a la obra? Ahora ya te sobran maneras de cómo saber si tienes mal de ojo.

Tengo mal de ojo, ¿cómo me libro de él?

Una vez detectado el mal de ojo, se hace imprescindible luchar contra él, pues necesitas recuperar la vitalidad perdida. Piensa que la energía negativa que pueda transmitirte una persona envidiosa no tardará en “dar la cara”. No te extrañe que empieces a notar síntomas físicos del estilo de cansancio, dolor de estómago, infección en los ojos, vómitos y hasta fiebre.

Al mismo tiempo, es probable que con los tuyos todo  comience a ir mal y lo peor es que  nadie encontrará una razón aparente. Así las cosas tienes que conocer algunas formas de curar o repeler el mal de ojo.




 

Las que te recomendamos son:

  • Haz gestos con la mano

Muchas personas tienen la creencia de que si haces el gesto de la mano cornuta, que no es más que un puño con el meñique y el índice extendidos, el mal de ojo se irá. Cuando hagas el gesto, tu mano deberá apuntar hacia abajo. Tampoco debes olvidarte de la figa, es decir, de poner tu dedo pulgar entre el dedo índice y el dedo corazón, formando así un puño.

Protégete emulando a los italianos que llevan siempre encima un pequeño cuerno rojo.

Recomendaciones para los males de ojo

  • Usa un espejo de 6 lados

Este método es el que se utiliza en China donde usan un espejo de estas características para devolver la energía negativa. Lo que tienes que hacer es colgar el espejo en una puerta frontal o en una ventana.

En la India también creen en el poder curativo de los espejos para este tipo de males, pero allí lo que hacen es llevar pequeños espejos en el cuerpo o coserlos a la ropa.

  • Busca un curandero

Ten en cuenta que si hay una persona que tiene claro cómo saber si tienes mal de ojo y cómo acabar con él, es un curandero. Siempre que pienses que los remedios  que estés utilizando no son lo suficientemente eficaces, acude a la consulta de uno de ellos para que realice los rituales en tu nombre.

¡Ah! Y una última recomendación, si crees estar afectado por un mal de ojo, no te asustes porque eso solo empeorará las cosas. Una actitud combativa hará que vuelvas a ser él/la de siempre en un periquete.

VIDEO:

 

 




Leave a Reply

¿Aceptas cookies? más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar