Cómo averiguar si una persona ha muerto

 

A veces, el tiempo o la distancia nos alejan de personas que, de una manera u otra, han formado parte de nuestra vida. De pronto un día, nos paramos y  pensamos que, o  bien por la edad con la que ya contaba o bien por cualquier otra circunstancia, es posible que ya no se encuentre entre nosotros. Es entonces cuando te planteas cómo saber si una persona ha fallecido.




Cómo saber si una persona ha fallecido

Conocer la muerte de una persona puede tener importancia para otra tanto a nivel emocional como si, por ejemplo, tuviera derechos hereditarios sobre el patrimonio del fallecido.

Cómo saber si una persona ha fallecido

El motivo no es otro que el hecho de que el óbito de cualquiera tiene consecuencias jurídicas, no en vano el artículo 32 del Código Civil indica que “la personalidad civil se extingue por la muerte de las personas”, de modo que es esencial cómo saber si una persona ha fallecido porque ello no solo implica, como venimos diciendo, consecuencias para su entorno más próximo sino también para el Derecho.

Las formas más lógicas de saberlo son, si hemos perdido el contacto:

  • Consultando con aquellas personas con las que se hubiera relacionado en los últimos tiempos
  • Recopilando el mayor número de datos personales que puedas, para posteriormente introducirlos en Internet por si puedes “tirar del hilo”
  • Indagando en las redes sociales en las que estuviera presente, por si amigos o familiares comentan algo
  • Solicitando un certificado de defunción. El problema radica en que es necesario conocer la población del fallecimiento
  • A través de su certificado literal de nacimiento, pues en este se habría incluido una nota marginal que indique cuándo y dónde falleció
  • Mediante el portal com especializado en gestión, búsqueda y localización de personas
  • Revisando las necrológicas de los últimos días, siempre que pienses que el óbito ha sido reciente

Maneras de saber si alguien conocido ha muerto

La búsqueda, paso a paso

Esta desagradable y penosa investigación se hace en muchos ocasiones imprescindible.  Si una persona ha muerto es una de las preguntas más frecuentes que se hace en la averiguación genealógica de muchos casos.

Las razones pueden ser de diversa índole, desde que se necesite que actúe en un procedimiento judicial y no se dé con ella, hasta para aclarar temas del estilo de herencias, seguros de vida y similares.

Si se tiene una ligera idea del lugar en el que una persona pudiera haber fallecido y del momento, imaginemos por ejemplo, que lo situamos en el intervalo comprendido entre 2010 y 2015, lo suyo es solicitar la expedición de su certificado de defunción en el Registro Civil que corresponda.

Ahora bien, es probable que hubiésemos perdido la pista de esa persona al punto de no tener  ni la sospecha de ninguno de estos datos. Ese es el momento en el que tenemos que ponernos en marcha y buscar más recursos, porque necesitamos saber si la persona está viva o no. Y ahí es donde entra en juego el certificado de nacimiento de dicha persona.

Certificado de defunción y Certificado de nacimiento

¿Un certificado de nacimiento para conocer una defunción?

Pues sí, nos valdrá y mucho, por ilógico y contradictorio que pueda resultar en un primer momento. La explicación es que  si la persona falleció en España o su fallecimiento ha sido inscrito en el Consulado Español de algún país extranjero, lo normal es que el acta de nacimiento contenga una anotación marginal con la fecha y lugar donde ocurrió el óbito.

Esto es así porque en la Ley del Registro Civil  en España, la inscripción del nacimiento actúa como  eje central de la “biografía jurídica” de las personas, debiendo llevarse a cabo en las mismas anotaciones marginales sobre los hechos que son susceptibles de ser inscritos, como la defunción.

Junta a esta última, se inscribirán igualmente modificaciones judiciales relativas a la capacidad, declaraciones concursales, suspensión de pagos o quiebra, declaraciones de ausencia legal  e incidencias relativas a la nacionalidad o vecindad.

Pese a todo, si en el certificado de nacimiento no aparece inscrito el fallecimiento, no significa necesariamente que la persona esté viva, ya que no es seguro que la anotación de la muerte se vaya a hacer en el acta de nacimiento.

Esperamos que si no  de una forma,  de otra, llegues a cómo saber si una persona ha fallecido con fiabilidad.

VIDEO:

 

 




One Response

  1. Hecdeli F. 16 Mayo, 2017

Leave a Reply

¿Aceptas cookies? más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar